Home » Hogar » Energía solar térmica: ¿cómo funcionan los captadores solares?

Energía solar térmica: ¿cómo funcionan los captadores solares?

Captadores Solares

La energía solar térmica se ha ganado, en los últimos años, un puesto destacado dentro de las energías renovables y su presencia es cada vez mayor. Pero, ¿cómo funcionan los captadores solares? La energía solar se deriva de las radiaciones que llegan a la Tierra, tanto en forma de calor, luz, como rayos ultravioletas. Se trata de un tipo de energía ecológica, ya que ayuda a reducir la huella de carbono gracias a que no genera gases ni contamina mientras es utilizada.

Energía solar térmica, ¿en qué consiste?  

Es el resultado que se genera al convertir la energía solar en energía térmica. Se trata de una forma de energía renovable y sostenible que se puede utilizar tanto en viviendas y pequeñas instalaciones como en las grandes centrales eléctricas. 

Podemos identificar tres tipos de energía solar térmica:  

• Plantas de alta temperatura: trabajan con temperaturas superiores a los 500º C y su función es generar electricidad a gran escala.

• Plantas de media temperatura: utilizan temperaturas de entre 100º y 300º C.

• Instalaciones de baja temperatura: habituales en viviendas. Funcionan con temperaturas por debajo de los 65º C.

Energía solar térmica VS. fotovoltaica

La tecnología solar térmica se genera de forma distinta a la de un sistema de energía fotovoltaica. La generación de energía eléctrica solar térmica concentra la luz solar para generar calor, que puede luego aplicarse para distintos usos. Por el contrario, la energía solar fotovoltaica transforma en electricidad la luz solar. 

>  Cómo limpiar una piscina con agua verde, paso a paso

La energía fotovoltaica solamente funciona cuando el sol está brillando, y debe acompañarse de una serie de recursos que generan energía y aportan un suministro constante de electricidad. Por su parte, la energía solar térmica cuenta con la ventaja de poder almacenarse debido a que se produce directamente con el calor, es decir, puede almacenarse energía térmica de diversos medios.

En Anphibius contamos con una multitud de productos de energía solar térmica que podrán resultarte muy interesantes.

Captadores solares, para qué sirven y cómo instalarlos

El captador solar térmico se usa principalmente para captar energía solar térmica a través de la radiación del sol y transformarla en energía térmica de baja temperatura, para usos domésticos o comerciales (calefacción, agua caliente o para la climatización de piscinas).  La instalación de un captador solar dependerá del tipo de captador que busquemos para nuestra vivienda. Los más habituales suelen ser los paneles termodinámicos, los captadores termosolares, los de placa plana o los de tubos de vacío. 

Aunque el montaje pueda parecer más o menos sencillo, es importante acudir a un técnico con conocimientos sobre el sistema ya que la instalación debe ser conectada con el sistema de calefacción, y combinarse correctamente con este. 

A la hora de instalar captadores solares, se recomienda que su ubicación sea en los tejados de las casas, con cierto grado de inclinación y orientados de tal forma que puedan estar expuestos a la   radiación solar durante todo el día. Se deberán evitar sombras sobre el calentador. La presencia de muros cercanos no permitirá un buen funcionamiento de estas por lo que debe haber una separación lo más grande posible. 

>  ¿CÓMO ELEGIR EL CLORADOR SALINO MÁS ADECUADO?

Captadores solares de Anphibius

En Anphibius queremos que disfrutes todo el año de tu piscina sin provocar ningún efecto nocivo para el medioambiente. Para ello, nuestros captadores solares térmicos serán la mejor opción, para que rentabilices tu piscina y alargues la temporada de baño. 

Aclimatar tu piscina no será un problema. Podrás disfrutar de ella con tu familia y amigos cuándo y cómo quieras sin ningún inconveniente.

Rate this post

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.