Home » Estufas » ¿Cómo funciona un radiador toallero?

¿Cómo funciona un radiador toallero?

radiador toallero

El radiador toallero es un artefacto de calefacción que se coloca en el baño. Sirve para calentar el ambiente de forma segura y eficiente en viviendas que no cuentan con calefacción o simplemente para mantener siempre secas las toallas y los albornoces. 

También es una buena opción para evitar que las toallas huelan a humedad y se sequen antes. Por otro lado, son pequeños y discretos, por lo que son perfectos para baños de pocas dimensiones.

¿Cómo elegir un radiador toallero?

A la hora de elegir el radiador toallero más adecuado para el cuarto de baño, hay algunos puntos claves que se deben tomar en consideración:

  • ¿Qué tipo de climatización hay en el hogar? Nos referimos al sistema de calefacción actual de la casa: si se tiene una caldera o sólo se puede optar por un aparato eléctrico. 
  • ¿Dónde se colocará el radiador toallero y las dimensiones del baño? Hay que tomar las medidas oportunas del sitio donde se quiera colocar el radiador y realizar un pequeño esquema. Con las dimensiones del baño se podrá reconocer si es necesario un único radiador toallero o varios, y si se trata de una potencia mayor o menor.
  • ¿Qué potencia se requiere? Una vez tomadas las medidas del baño, habitualmente se calcula 100 W por cada metro cuadrado. Es decir, un baño de unos 10 m2, necesitaría un aparato de 1.000 W.
  • ¿Cuál es el diseño? Hay que tener en cuenta el número de personas que utiliza el baño. Más personas, se necesitará un toallero con más ranuras, grande y amplio, si son pocas personas, se recomienda un radiador toallero pequeño.
  • ¿Qué radiador toallero es más eficiente y gasta menos? Aquí juega un papel importante el hábito en el momento de la ducha y las necesidades de los ocupantes de la vivienda. Si se tiene una caldera en casa, es mejor optar por una gama de radiador toallero de agua para aprovechar la calefacción centralizada y que tenga algún sistema de programación. Otra opción es el mixto, que también tiene un ventilador para calentar rápidamente el baño. 
>  ¿Cómo encender una estufa de leña por primera vez?

Tipos de radiadores toalleros

Básicamente hay tres tipos, dependiendo del tipo de energía que se emplee: eléctrico, de agua o mixto. Según el material, pueden ser cerámicos, de piedra, aluminio o acero. Los materiales de los radiadores toalleros son múltiples. Los más demandados son los de acero con sus tubos planos o redondeados.

  • Eléctrico. Solo se necesita una conexión eléctrica para hacer funcionar el toallero. Se fija en la pared y se enchufa a la corriente. Sus principales ventajas son que no necesita obra y que su instalación es rápida y sencilla.
  • Agua. Se deben realizar obras para llevar las tuberías hasta el baño. En cambio, una ventaja más clara es el considerable ahorro de luz. Para su funcionamiento solo se debe girar la llave para que el agua procedente de la caldera llegue hasta el toallero.
  • Mixto. Este tipo de radiador es el más avanzado tecnológicamente. Su nombre se debe a que se beneficia de las dos técnicas: puede funcionar por medio de la caldera que proporciona calor a los radiadores centralizados o por electricidad.

Hay muchos radiadores toalleros que incorporan un termostato programable, siendo un invento perfecto para conseguir que el baño esté a la temperatura ideal por la mañana bien temprano sin tener que poner un pie fuera de la cama antes de tiempo. Además, son la solución perfecta para baños pequeños, porque ahorran el doble espacio de pared que ocuparían la combinación radiador + toallero, además de que hoy por hoy son unas piezas decorativas de primera. 

Una vez hayas tomado la decisión, en Anphibius te ayudamos a elegir el radiador toallero que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tu familia.

5/5 - (2 votos)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.