Home » Hogar » Cómo elegir un calentador de agua

Cómo elegir un calentador de agua

calentador de agua

Son muchos los factores que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir un calentador de agua. En función de las características de tu hogar, debes pensar en aspectos como el combustible que utilizas, el consumo de agua caliente sanitaria, el tipo de encendido o la forma de evacuación del gas. En este artículo te indicamos todo lo que necesitas saber para escoger tu calentador de agua. 

Qué utilidades tiene un calentador de agua 

Un calentador de agua sirve para producir agua caliente sanitaria al momento, a través de la combustión de gas. Estos han de ser estancos, cuya cámara realiza la combustión del aire que reciben del exterior.

Gracias a esto son más seguros, menos contaminantes, más eficientes y fáciles de usar que los antiguos atmosféricos. Además, hay calentadores, como aquellos con modulación automática de la llama o termostáticos, que ofrecen un ahorro energético cercano al 20%, ya que permiten controlar su potencia y controlar la temperatura en función de las necesidades de agua caliente.

Dicho de otra manera, el calentador de agua, como su nombre indica, se utiliza para aumentar la temperatura del agua con la que luego poder utilizar en distintas actividades tales como cocinar, limpiar o ducharse.

Calentador de agua vs. termo eléctrico

Es de real importancia conocer el consumo de agua que realizas para poder tomar la decisión que más se adapte a tus condiciones.

El funcionamiento de ambos es muy sencillo. Mientras que en el caso del calentador de agua el agua sube y pasa por encima de una serie de quemadores que se encargan de calentarla, con el termo eléctrico el agua se calienta mediante una resistencia eléctrica que se encuentra en el interior del depósito y, una vez que el agua alcanza una temperatura determinada, la resistencia se apaga y el material aislante del termo se encarga de mantener la temperatura de esta. 

>  ¿Cómo instalar una estufa de leña? Todo lo que debes saber

A medida que el agua caliente se va usando, va entrando agua fría en el depósito y la resistencia se vuelve a poner en marcha. Por ello, una de las principales diferencias entre ambos es que, con el calentador de agua, el agua se calienta únicamente en el momento en el que va a ser utilizada, permitiendo tanto disponer de agua caliente de forma “ilimitada”, como un mayor ahorro económico. 

Habitualmente se recomienda la instalación de termos eléctricos en viviendas de no más de 3 personas, así como segundas residencias en las cuales se produzca un consumo mínimo de agua caliente. Si en la vivienda residen más de tres personas o se realiza un uso habitual y continuado de agua caliente, es preferible utilizar un calentador.

Hay que tener en cuenta, además, que el gas actualmente es bastante más barato que la electricidad y que en el caso del termo eléctrico, una vez terminada el agua caliente almacenada tarda un tiempo en calentar de nuevo, por lo que, si en la vivienda en cuestión se duchan varias personas seguidas, el agua caliente no alcanzará para todas. 

Esperamos que este artículo te haya sido útil y te haya servido de guía para conocer las principales características de los calentadores de agua. Recuerda que en nuestro catálogo de piscinas, riego y jardín podrás encontrar una amplia variedad de artículos entre los que se encuentran distintos modelos de calentadores. Si quieres averiguar la disponibilidad de alguno de ellos, ponte en contacto con el equipo de Anphibius  ¡responderemos a tus preguntas!

Rate this post

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.