Home » Estufas » Estufas de fundición, ¿por qué elegirlas?

Estufas de fundición, ¿por qué elegirlas?

estufas de fundición

Con la llegada del frío, lo mejor es aprovechar las ventajas de las estufas de fundición. Aunque, antes de nada, debes aprender a diferenciarlas del resto. Comprar una estufa de hierro fundido es sinónimo de ahorro y confort. Podrás calentar tu estancia mucho más rápido y olvidarte del frío cada vez que estés en casa y las temperaturas empiecen a bajar.

Pero, ¿cómo son las estufas de fundición? En realidad, debemos partir del hecho de que existen dos tipos de estufas de leña muy diferentes: las estufas de hierro fundido y las de acero.

Estufas, ¿de acero o de fundición?

Las estufas de fundición se caracterizan por una apariencia más robusta, aspecto que las hace más resistentes y duraderas, logrando mantener un estado casi perfecto gracias a su resistencia al calor.

El hierro fundido es un material con una inercia muy alta. Esto significa que tarda un poco más en calentarse pero que, una vez calientes, siguen irradiando calor durante mucho más tiempo, incluso después de apagadas. Estas estufas emiten un calor directo, radiante y constante. Por supuesto, debido a estas características también es recomendable mantener una mayor distancia de seguridad entre objetos: muebles, cortinas y, por supuesto, personas. También se recomienda no instalarlas directamente sobre el suelo si este es de algún material inflamable o se puede degradar por el calor.

Las estufas de leña de hierro fundido son una muy buena opción para asentar en el hueco de una antigua chimenea en cualquier casa de campo.

Por su parte, las estufas de acero, cuentan con una estructura mucho más ligera, pero con una inercia mucho menor. Además, las estufas de acero emiten calor por convección. Calientan el aire y lo distribuyen por la estancia, aunque también emiten cierta radiación desde el cristal del hogar.

>  ¿Qué es una estufa de aire caliente?

Ventajas de las estufas de fundición.

Algunas de las ventajas de tener una estufa de hierro fundido, también conocidas como estufas de fundición, en tu casa son:

  • Resistencia: el hierro fundido permite una mayor vida y resistencia a la deformación en caliente de la propia estufa.
  • Estética: estas estufas dan al ambiente un toque decorativo acogedor y rústico al mismo que elegante.
  • Capacidad: las estufas de hierro fundido pueden calentar estancias de hasta 95 metros cuadrados.
  • Combustión: la leña se quema a temperaturas mucho más altas dentro de una estufa de hierro fundido, de forma que ayudará a obtener una combustión completa.
  • Ahorro: la madera cuesta poco y el alto rendimiento del hierro fundido asegura que se pueda calentar la casa en poco tiempo.
  • Salida de calor: el hierro fundido continúa liberando calor durante mucho tiempo, incluso después de apagarse.

Estufas de fundición para leña de doble combustión.

¿Conoces ya las estufas que tenemos en Anphibius? Nuestro catálogo cuenta con una gran variedad de artículos, de entre los cuales podrás elegir la estufa que más se adapte a tus necesidades, así como a las características de tu hogar.

La estufa fundición para leña de doble combustión, por ejemplo, es ideal para dar un toque tradicional y moderno a tu hogar. Podrás beneficiarte de igual forma de su eficiencia térmica, así como de su aspecto ecológico. De entre todas sus características podemos resaltar: salida de humos (en la parte superior de la estufa), doble combustión, homologación según EN 13240, potencia nominal de 8 kW, rendimiento del 77% y una tasa de CO del 0,09%. Cuenta además con una garantía de 5 años.

>  ¿Cómo instalar una estufa de leña? Todo lo que debes saber

No olvides visitar nuestra tienda online para encontrar los mejores productos de calefacción.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *